Como limpiar monedas antiguas enterradas sin dañarlas ni estropearlas – Limpieza de Cobre, Plata, Oro

Las monedas se encuentran expuestas al daño agresivo que puede ser causado por agentes externos. En consecuencia, pueden ensuciarse, oxidarse y finalmente deteriorarse, especialmente las que tienen mucho tiempo de existencia o estaban enterradas.

Aunque algunas sean bastante nuevas como las de 2 euros, acumulan polvo y suciedad por lo que te conviene limpiarlas regularmente. Pueden ser de materiales diversos como aleaciones de oro, plata, cobre, latón.

Tal es el valor que pueden llegar a tener, que los coleccionistas se preocupan bastante por limpiar sus monedas antiguas oxidadas sin que pierdan su valor para una mejor tasación y vender las monedas al mejor precio. Así al momento de venderlas o subastarlas, presentarán la mejor apariencia y por tanto mayor valor.

como limpiar monedas antiguas

Ya sean de plata, cobre, oro o bronce, si están oxidadas tendremos que limpiarlas bien. Es importante hacerlo correctamente para no estropearlas ni dañarlas.

limpiar monedas

Al limpiar las monedas se les garantiza mayor durabilidad. Además durante el proceso se pueden eliminar las bacterias, tierra (si estaban enterradas)  polvo que puedan ocasionar una oxidación acelerada. También si estaban enterradas estarán sucias. Es por ello que todos los coleccionistas conocen cada uno de los procesos de limpieza y mantenimiento de todas las piezas de su colección.

De esta manera ganarán años de vida y su valor puede aumentar con el paso de los años, por lo bien cuidadas que están.

 

Como limpiar monedas antiguas sin dañarlas

Lavado sencillo

Para no estropearlas y que no pierdan su valor usaremos un lavado sencillo. El lavado sencillo consiste en lavar tus monedas en un poco de agua tibia. La mejor manera de hacer esta limpieza es debajo del chorro de agua tibia. La presión del agua permite eliminar el polvo acumulado en ellas.  Lo ideal es que se sostengan las monedas  bajo el chorro de agua por unos dos minutos.

Debes saber que algunas son más difícil de limpiar, especialmente las que se encuentran elaboradas en cobre. Esto es debido a que son más susceptibles a ser dañadas por el ambiente, especialmente si son comparadas con las de níquel o plata. Por ello es importante realizar una limpieza muy profunda en estos casos.

 

Agua y jabón líquido

como limpiar monedas antiguas

Puedes usar una solución de agua y jabón líquido para limpiar las monedas. En este caso se utiliza un tazón grande para mezclar el agua con jabón. En esta solución se ponen a remojar y con los dedos se frotan. De esta manera se elimina toda la suciedad presente en la moneda.

En caso de que estén muy sucias, se pueden dejar remojando un poco en la solución jabonosa. La ventaja de usar jabón líquido es que no cuenta con ácidos que puedan dañar las monedas ni estropearlas.

Si posees monedas viejas de plata, oro, cobre o bronce muy sucias lo mejor que puedes hacer es restregarlas con un cepillo de cerdas suaves o un trozo de paño. Lo recomendable es que la limpieza se realice cuando la moneda está en el agua, y mientras se elimina la tierra se debe frotar suavemente con los dedos. Es así como se retira la tierra y evita que la moneda presente rayones por cualquier partícula de sucio que contenga.

Es importante secar las monedas usando una toalla. Se deben colocar separadas en una toalla y luego puestas en un lugar seco. Así se garantiza que cada una se seque completamente. Jamás deben guardarse cuando están húmedas, porque puede acelerar el daño de las mismas, especialmente el estado de oxidación.

 

Cómo se limpia con Vinagre

Otra opción para la conservación, limpieza y cuidado de tus monedas oxidadas y sucias es utilizar vinagre.

El vinagre es un compuesto muy usado para limpiar. Elimina el óxido tan presente en los objetos antiguos como una moneda. Esto son los pasos que seguiremos para limpiar con vinagre:

  1. Abrimos el grifo con agua fría.
  2. Colocamos las monedas debajo del grifo a presión para quitar restos.
  3. Preparamos una mezcla de agua caliente y vinagre en un recipiente.
  4. Las ponemos a limpiar en el recipiente y las dejamos unos 15 minutos.
  5. A continuación, volvemos a colocarlas debajo del grifo de agua fría.
  6. Secamos con papel de cocina o equivalente.

 

Limpieza con solución para su remojo, alcohol y sal

limpieza de monedas antiguas

Otra manera para limpiar tus monedas viejas es preparando una solución para remojarlas. Para esto se puede utilizar alcohol isopropílico y sal. Es la combinación perfecta para limpiar las monedas enterradas porque son químicos abrasivos y ácidos que eliminan cualquier acumulación de tierra.

La cantidad perfecta para esta preparación es una taza de alcohol y dos cucharadas de sal común. Se mezclan en un recipiente hondo y se colocan en remojo las monedas. Es importante dejarlas así en un lapso de dos horas a una semana, esto dependerá de que tan sucia se encuentren.

Después que pase el tiempo en remojo, se debe comenzar a enjuagarlas en el lavabo con un poco de agua destilada. Este tipo de agua permite eliminar completamente los químicos de las monedas, lo que evita un deterioro posterior.

Para secarlas es necesario tocarlas ligeramente con una toalla suave. Luego colocarlas separadas y dejarlas secar al aire. Es posible que se debas esperar unos minutos para darle la vuelta a las monedas. El proceso de limpieza se repite tantas veces sea necesario hasta que se hayan secado por ambos lados.

También es necesario evitar apilar muchas sobre la toalla, ya que pueden quedar húmedas y con el tiempo comenzar a dañarse. Nunca deben exponerse a altas temperaturas, ya que esto afecta la pátina de la moneda y como consecuencia comienza su deterioro, así que no se recomienda aplicar aire caliente a las monedas.

En caso de notar que tienen restos de algodón o polvo después del secado, se pueden soplar un poco. Aunque, como ya dijimos, no es correcto utilizar una secadora de cabello para retirar el polvo.

Algunos consejos para la conservación

limpiar monedas de euro de colección

Las monedas de colección requieren un proceso de cuidado más cauteloso. Si tienes monedas muy antiguas y de gran valor, es recomendable acudir con un profesional para el proceso de su limpieza. Recuerda que las muy antiguas no deben ser limpiadas como lo harías con otras monedas.

Es necesario considerar que aquellas expuestas a varios agentes externos pueden ayudar a aumentar su valor. Sin embargo, es importante que tomes en cuenta algunos consejos que te permitan mantener en buen estado cada una de tus monedas más viejas y antiguas.

Puedes aplicarle un poco de vaselina con un hisopo a cada una de tus monedas, luego usar un trapo de microfibra y limpiar toda la moneda. En este caso la vaselina se encargará de recoger toda la tierra sin dañarlas.

Otro truco es remojar estas monedas en acetona por unos 5 segundos. Después debes enjuagar cada moneda con agua destilada, así eliminas todos los residuos de la acetona. Si  la moneda queda con un poco de acetona es posible que la moneda tome un color marrón.

Gracias a que la acetona es un solvente no ácido, puedes limpiar tus monedas sin ningún problema. No afectará su exposición con la acetona por no ser un producto inflamable.

Es importante que siempre las sujetes por sus bordes,  ya que si lo tomas por su cara o sello, con el paso del tiempo los aceites que se desprende de los dedos pueden ocasionarles algún tipo de daño. Recuerda usar una toalla suave cada vez que limpies tus monedas, esto evita un daño superior al causado por el tiempo.

 

Como conservar una moneda y mejorar su estado de conservación

La limpieza es muy importante para la conservación. Sin embargo hay otras acciones adicionales que podemos realizar para aumentar la vida, y estado de nuestras monedas.

Sigue estos consejos para conservar tus monedas:

  • El lugar donde guardas tus piezas de colección es su principal elemento de protección. Ya sea un cajón, un álbum de colección, fundas u otros. Es importante guardar en algún lugar tu colección para evitar el contacto con el polvo, oxidación y otros.  Puedes comprarlo en una tienda especializada o bien en una papelería cualquiera.
  • El rincón de tu hogar donde deposites tu colección debe estar seco y sin humedad. Las humedad es un pésimo aliado del estado de las monedas debido al metal con que están hechas.

 

Vídeo explicativo de limpieza de monedas