Loading...

Monedas Antiguas

Las monedas antiguas son coleccionadas y consideradas por mucha gente auténticas reliquias de época. Cada una tiene su particular historia, procedencia, valor y precio por supuesto.

Debido al interés que produce la numismática, hemos recopilado mucha información para que te formes de cero a cien en la materia. ¡Empecemos!

 

Como Determinar el Precio y Valor de las monedas antiguas

Tal vez tengas entre manos una moneda valiosa y de elevado precio, y ni siquiera lo sepas. Si estás dispuesto a ponerla a la venta, primero deberás hacer una tasación de la misma como te mostraremos aquí.

¿Como saber si una moneda tiene valor?

Para tasar el valor de una moneda antigua y su precio, lo primero que debemos hacer es seguir unos pocos y a su vez complejos pasos:

 

Autenticidad

Debemos asegurarnos de si realmente estamos ante una pieza auténtica y original o bien es una reproducción. En el caso que sea una copia no original tendrá escaso valor.

 

Pureza

La pureza es muy importante sobretodo en el caso de tener como material metales preciosos como el oro o la plata. Existen muchas falsificaciones de materiales por lo que es importante asegurarse.

 

Origen

Saber qué moneda tenemos: Deberás estar 100% seguro de que moneda antigua posees para determinar un precio de la misma. Tendrás que mirar el lugar de procedencia, si la moneda es española, mexicana, romana, griega etc.…

identificar moneda antigua

Antiguedad

La fecha de emisión de la moneda: Una vez tengas clara la procedencia, habrá que saber la fecha exacta en que se fabricó la moneda. Si esta fecha no está grabada en la moneda, tendrás que buscar información en internet o en catálogos especializados de monedas parecidas y ubicarla.

Identificar fecha de moneda

 

Errores y Defectos

  • Examinar errores: Cuando sepas la moneda que tienes entre las manos, tocará examinarla exhaustivamente. Se trata de comprobar errores en su fabricación, y ver si no tiene ningún exceso del material con el que se fabricó, los cuños rotos u otros. Y lo mas importante compararla con otras mediante imágenes y peso, para ver que no sea falsa.

Errores en moneda

 

Valoración

  • Valorar una moneda antigua: Esta parte es crucial y determina su precio. Hay que fijarse en el estado de conservación de la pieza en cuestión. Como novatos lo vamos a tener difícil para encajar la moneda en un estado u otro. Hay que intentar ser lo más realista posible en esta valoración.
  • Los estados de conservación se rigen mediante una tabla internacional que te mostramos a continuación.

Valorar una moneda antigua

 

Precio

Precio de una moneda antigua: Una vez hecho todo lo anterior y teniendo claro que moneda se tiene, su fecha de emisión, y su estado, solamente hay que mirar una subasta que se haya hecho con el mismo tipo de moneda que poseemos. De ahí podremos estimar un precio justo, si no la encontramos, buscaremos una de similares características para ponerle un precio.

 

Estas que hemos visto son las nociones básicas para tasar una moneda antigua. Si quieres leer de manera más detallada el procedimiento, te lo explico todo aquí:

Ahora que ya sabes como tasar una moneda, vamos a ver las piezas con más valor del mercado, y por supuesto a qué precio se han vendido.

 

La moneda antigua con más valor en el mercado

A todo aficionado de la numismática le encantaría poseer en su colección al menos una de las 4 monedas que te vamos a mostrar a continuación. Por supuesto no están al alcance de todo el mundo, ni mucho menos de cualquier bolsillo.

1- Dólar flowing hair del año 1794 – valor alcanzado 10.016.875 $

Dólar flowing hair del año 1794

Su alto precio es debido a que fue el primer dólar estadounidense hecho desde los años 1794 a 1795. Su diseñador fue Robert Scot. La moneda en cuestión solo permaneció durante dos años. Debido a la antigüedad que tiene es la joya de la corona de cualquier coleccionista.

2- Doble águila de 20 dólares del año 1933 – valor alcanzado 7.590.000 $

Doble aguila 20 dolares 1933

Esta moneda fue fabricada con un 90% de oro y un 10% de cobre. Se fabricaron 455.500 ejemplares y ninguno fue puesto en circulación ya que se mandaron a fundir. La única moneda que sobrevivió fue vendida en la subasta británica sothebys en el año 2002.

3- Doblón Brasher – valor alcanzado 7.400.000 $

Doblón Brasher

Esta moneda es obra del joyero Ephraim brasher en el año 1787, que pidió al gobierno Nueva York fabricar sus propias monedas de cobre. Dicha petición fue denegada, pero las pocas monedas de oro y cobre que quedaron en sus alijos son las que se han revalorizado con el tiempo y fueron compradas en 2011.

4- Dinar de oro Umayyad de 723 D.C – valor alcanzado 6.029.400 $

Dinar de oro Umayyad 723 d.c

Es una moneda islámica medieval. Su nombre se debe al denario romano, su traducción sería moneda de oro. El califato Umayyad fue el creador y dada la historia que conlleva sus monedas gozan de un enorme valor. Una de las monedas fue vendida en Morten & Eden en el año 2011.

Estas son solo las 4 monedas antiguas más caras que se han vendido, tendrás una lista mas actualizada dentro de muy poco.

 

Las monedas de colección y su valor

Después de leer esta información te entran ganas de empezar a coleccionar monedas, a todos nos pasa. Vamos a comenzar viendo la moneda de colección mas valiosa de España y México y sobre todo las Romanas que despiertan gran interés en el público.

Monedas antiguas romanas

La moneda antigua romana tiene un valor muy alto en el mercado, la preciosidad de las piezas es un grito a voces, y a su vez la historia que las acompaña ( y el oro, todo sea dicho ), son monedas que han alcanzado cifras en subasta que están al alcance de muy pocos.

1-  8 áureos, medallón del emperador Majencio

8 áureos, medallón del emperador Majencio

Es una moneda hecha con 42 gramos de ORO, su busto es de Majencio y en su reverso aparece Majencio recibiendo una esfera de Roma sentada, este reverso simboliza el poder imperial de la época. Alcanzó 1.281.070€ en subasta, una autentica barbaridad.

2- Áureo de Alejandro Severo y Coliseo de Reverso

aureo de alejandro severo

Dada su historia y su peso en oro, esta moneda con el reverso del coliseo romano, se ha forjado un lugar en la historia de las monedas romanas mas caras jamás vendidas alcanzando el 1.000.000€ en una subasta.

3- Sestercio de Tito

Sestercio de Tito

Esta moneda con el emperador sentado en un silla curul, y con las armas tendidas sobre sus pies, y su preciado reverso de coliseo, alcanzó un valor de 400.000€ en una subasta.

Estas monedas romanas son las mas bonitas ( y caras ) que un coleccionista puede tener. Si quieres ver mas monedas romanas espectaculares visita este artículo de Monedas romanas antiguas

Monedas antiguas españolas de colección

Al decir moneda antigua española, nos vienen a la cabeza las pesetas. El nacimiento de esta moneda en España comenzó el 19 de octubre de 1868 y desde entonces hasta nuestros días siguen teniendo mucho valor para los coleccionistas.

Vamos a nombrar algunas de las pesetas más valiosas del mercado y su valor. Se trata de algunas de las monedas más buscadas de España.

1- 5 Pesetas del año 1949 *19-52 Madrid (Prueba)

5 Pesetas del año 1949

Es la peseta mas codiciada de todas, no cualquier moneda de 5 pesetas de 1949 pueden valer 12.000€-15.000€ tienen que ser las monedas de “prueba” que se hicieron para que su valor sea realmente ese.

2- 2,5 Pesetas del año 1946 *19-66  (Prueba)

2,5 Pesetas del año 1946

Hasta 10.500€ te pueden pagar si posees estas dos pesetas y media del año 1946. Como siempre son modelos de prueba y de ahí su valor alcanzado al haber tan poquitas por no decir que de este modelo solo consta 1 moneda (podría haber más).

3- 50 Pesetas 1957 *64 (Prueba)

50 Pesetas 1957 64

Las 50 pesetas del año 1957 se cotizan por unos 10.000€ en un estado SC (sin circular) por lo que es realmente difícil encontrar una. Se desconoce su tirada, pero si te encuentras una en el arcón perdido de casa, no dudes en examinarla bien, podrías tener una reliquia en casa sin saberlo.

 

Según el Banco de España existen más de 250.000 monedas de pesetas aún en circulación sin cambiar a euros. La fecha límite para canjearlas es el 31 de Diciembre de 2020. Más allá de la fecha sólo las piezas conmemorativas tendrán un alto precio, el resto seran reliquias sin ningún valor. Según las páginas de tasación especializadas, su precio en algun caso puede llegar a los 20.000 euros.

 

¿Sabes que moneda había antes qué el euro? Está claro que la peseta. Esta moneda fue aprobada en 1868 y fue utilizada hasta el año 2002; en ese momento, conviviría con el euro un par de meses hasta que dejó de utilizarse de manera definitiva. Actualmente todavía puede ser cambiado en cualquier oficina del Banco de España, según la equivalencia de 1 EUR -> 166,386 ESP.

Sin embargo, esto no va a ser así para siempre; y es que a partir del 31 de diciembre de 2020 ya no podrán canjearse por ninguna moneda de curso legal.

¿Y si te preguntamos por alguna moneda antigua española que estuviese antes que la peseta? La cosa ya no es tan sencilla ¿verdad? En las siguientes líneas vamos a estudiar algunas de las monedas que hemos tenido en nuestro país.

 

Monedas antiguas que se usaron en España

Lo cierto es que una vez que terminó la Revolución francesa, los diferentes países no contaban con una moneda nacional.

En España había diferentes tipos de moneda española, y el valor de la misma valía dependiendo de diferentes factores, como del metal en el que se hubiera diseñado, además de otros tantos factores.

  • Escudo: Los escudos eran de oro, y derivaban de otras monedas que hubieron antes, como el Castellano, Ducado y Excelente. Estos últimos tuvieron un tiempo de vida relativamente escaso, y es que tan solo estuvieron en circulación hasta la entrada del siglo XVI.
  • Reales: Los reales estaban confeccionados en plata.
  • Real de Vellón: Este tipo de reales eran confeccionados con una aleación que combinaba plata y cobre.
  • Maravedí: El maravedí era de cobre.

Dependiendo de la fábrica de moneda que las emitiese, también existían otras monedas como el dinero (de Cataluña, Aragón y Valencia -> Reino de Aragón) y de Navarra.

Sin embargo, no existía tan solo una sola moneda nacional. Por ello, un escudo castellano podía tener el valor de Y reales en un determinado momento, y al año siguiente podría verse incrementado o disminuido el valor en sí.

Un buen ejemplo de ello lo tenemos en el año 1465, momento en el que La Reina Isabel La Católica establecería que el valor del real de plata era de 30 maravedís. Sin embargo, 5 años más tarde variaría este valor a 31 maravedís. En el año 1492 tenía el valor de 32 maravedís. Lo curioso del asunto es que la moneda del real no era múltiplo del maravedí, si no que estamos hablando de dos monedas completamente diferentes, con un valor distinto según la época de la que estemos hablando.

 

El primer intento por fijar una moneda nacional

Se llevó a cabo un primer intento por fijar una moneda nacional en el año 1808, y el autor de dicha idea no sería otro que el hermano de Napoleón Bonaparte, Jose I. Para ello, fijaría el real como moneda única e intentaría eliminar el resto de monedas. La moneda no llegaría a ninguna parte ya que por aquel entonces había empezado la guerra de independencia, y esto hizo que en cada uno de los bandos de la guerra se usase una moneda diferente.

Tanto el territorio de los franceses, como el del franco francés, utilizaban los reales, y esto provocaría que progresivamente fueran desapareciendo los reales de plata de España (estos se terminarían llevando a Francia, lugar en el que se convertiría en francos).

Algunas monedas, como los escudos, reales y maravedíes, sobrevivieron, aunque si bien es cierto que las denominaciones de las mismas cambiaron bastante.

En el momento en el que finalizó la guerra de la independencia, había tanto tipo de moneda que la única manera de establecer un criterio del valor era teniendo en cuenta el peso del metal con el que se le había dado forma.

 

La llegada de la peseta

Ya hemos visto como en 1868 llegaría la peseta a nuestro país, pero puede que no sepas el cómo. Fue en el momento en el que la reina Isabel II renunció cuando se decidió dar este paso.

¿Y por qué se eligió el nombre de peseta? Lo cierto es que antes de ese momento ya se estaba usando; y es que era el nombre popular que recibía la moneda española de 4 reales (y es que una peseta equivalía a 4 reales). Siguiendo con estas equivalencias de nombres, también es interesante saber que la monedad de 20 reales se denominaba duro (equivalía a 5 pesetas).

Sin embargo, según el Diccionario de Autoridaded (1737) la palabra  peçeta viene de pieza pequeña.

Durante la guerra de sucesión (que se desarrolló entre los años 1705-1714) se empezaría a usar la palabra peseta en castellano. Sin embargo, no sería hasta el año 1808 cuando empezaron a verse monedas que tuvieran la palabra peseta escrita.

Ese momento no solo fue muy importante para España por la implantación de la peseta, si no también porque se eliminaron el resto de monedas. Y este fue precisamente uno de los requisitos que tenía que cumplir nuestro país para entrar a formar parte de le Unión Monetaria Latina (en ese momento estaba formada ya por los países de Bélgica, Francia, Suiza, Grecia, Rumanía, Bulgaria, Serbia, Austria, Montenegro y San Marino).

Esta organización nace con el objetivo de establecer una serie de normas de diferentes sistemas monetarios de países, aplicando el sistema decimal y fijando los valores, metales, múltiples y aleaciones iguales para los diferentes países.

Sin embargo, y a pesar de las buenas intenciones de la Unión, esta se terminaría por disolver en el año 1923 (aunque, por aquel entonces, ya no estaba completamente operativa). La razón de ello es que no supo sobrellevar las inflaciones que se produjeron en la IGM (Gran Guerra).

Mientras el sistema de la Unión Monetaria Latina estaba operativo, se formalizaron algunas monedas siguiendo el sistema decimal. Una de las monedas más famosas (que aparece en la frase hecha de la perra gorda para ti) es la de perra gorda.

Este nombre (que también podía ser de perra chica), venía directamente el león que estaba grabado en el reverso de la misma, y que se conocía como perra. Sin embargo, por mucho que la Unión normalizase todos estos nombres, lo cierto es que se siguieron utilizando durante mucho más tiempo, incluso hasta llegar al año 2000. Además del nombre de perra gorda, también desaparecieron otros nombres como duro, perra chica o real.

 

Curiosidades sobre la peseta

-Aunque la peseta se implantó en el año 1868, lo cierto es que no se llegaron a emitir billetes hasta el año 1874, es decir, 6 años más tarde.

-En la primera tanda de emisión de billetes salieron a circulación los de 50, 100, 500 y los de 1000. Los de 25 tan solo se utilizarían en sucursales.

-La primera vez que en Barcelona se acuñaría una moneda con el nombre de peseta sería en el año 1808; es decir, 60 años antes de que se implantase.

-En el año 1938 se emitiría en el banco un billete con valor de 5000 pesetas. Sin embargo, nunca llegaría a estar en circulación.

-En la primera peseta no aparecía el nombre de España, si no el título de Gobierno Provisionaly el texto de Hispania. Además, también contaba con la representación de una matrona tumbada con el peñón de Gibraltar a los pies. Esta mujer llevaba una rama de oliva y, aunque era claramente una mujer, se le terminó conociéndose como la moneda del tío sentado. No pasaría mucho tiempo hasta que la moneda adaptaría su nombre definitivo, y en ella se mantuvieron todos los elementos, con excepción del nombre del país -> En lugar de poner Hispania ponía España.

-Las primeras pesetas se diseñaron en oro, plata y bronce. Las de oro eran las de 5, 10, 20, 50 y 100 pesetas. Las de plata eran las de 1, 2 y 5 pesetas y las de bronce las de 1 céntimo de peseta, 2 céntimos de peseta, 5 céntimos de peseta de 0,10 céntimos de peseta.

 

Algunas de las monedas más codiciadas de los coleccionistas españoles

Cómo ya hemos comentado, las pesetas dejaron de circular en el año 2002 después de 134 años de historia a sus espaldas. Sin embargo, no todas se han canjeado ni mucho menos. Según las cifras oficiales, todavía quedan unas 275.000 millones de pesetas que no se han cambiado a euros.

Ya sabes la fecha máxima en la que se puede hacer el cambio (31 de diciembre de 2020) pero muchas de estas monedas nunca serán cambiadas. La gran mayoría de las mismas están en manos de coleccionistas, y estos saben que, esperando el tiempo suficiente, podrían valer mucho más. Algunas de ellas ya valen más de lo que sacarían con el cambio en el Banco de España.

Aunque la teoría nos dice que todas las pesetas se pueden cambiar, algunas ya no las admite el Banco de España.

En el caso de los billetes, se debe tener en cuenta la fecha de los mismos. Siempre y cuando sean posteriores a 1939, se podrán canjear sin ningún tipo de problema. Son embargo, en el caso de que la fecha sea de entre 1936-1936 la cosa cambia, y es que antes de poder hacer el canjeo es crucial que un experto se encargue de analizarlos en detalle, ya que solo así se podrá saber el valor exacto.

Si hablamos de las monedas, estas siempre tienen que ser revisadas. Si hubieran experimentado algún tipo de modificación, no se hará el canjeo.

Y aquí es dónde viene la parte más sorprendente de todo este asunto: en el caso de que tengas pesetas en casa, incluso perdidas en algún lugar tu coche antiguo, podrías tener una auténtica fortuna entre manos. Hay algunas pesetas que pueden valer mucho dinero, como es el caso de la de 5 pesetas del año 1949 que algunas piezas podrían llegar a valer hasta 12.000€.

Por otra parte, los emblemáticos duros que se usaron hasta 1952 también pueden costar una fortuna: algunas de las piezas más caras pueden llegar a los 20.000€ (también dependerá del estado de conservación en el que se encuentren).

Siguiendo con las monedas antiguas españolas más valiosas, también tenemos otras tantas opciones que, aunque no son tan valiosas como las anteriores, te llevarás una alegría si te las encuentras. Por ejemplo, las pesetas de E-87 del año 1987(acuñadas en relación a la III Exposición Natural de la Numismática) tienen un valor de 45€.

Las 100 pesetas del año 1983 pueden alcanzar un valor en el mercado de 55€.

Por último, también tenemos las 50 pesetas del año 1984 que nos pueden hacer ganar hasta 70€.

 

Otras monedas españolas que tienen un gran valor en el mercado

Los aficionados a la numismática sabrán que hay otras tantas monedas españolas que alcanzan un alto valor y precio en el mercado. En el caso de que tengamos alguna duda sobre una moneda en cuestión, lo mejor que podemos hacer es ponernos en contacto con expertos: siempre podemos hacer una consulta previa en la red para intentar escudriñar el valor de la moneda en cuestión.

Una de las monedas más deseadas es el Centén Segoviano (también conocida como los 100 escudos de oro). Lo más singular de esta moneda es la escasez que hay en el mundo, y es que de la misma tan solo hay 7 ejemplares. El más antiguo data del año 1609 y se vendió por nada menos que 944.000€ (en realidad, el beneficio neto fue de 800.00€ con las comisiones correspondiente, lo que es un precio increíble para una moneda).

Otra de las monedas que seguro te gustaría encontrarte es la de Los 8 Escudos (Onza Española), diseñada en oro puro con un peso de solo 27 gramos. Se la ha visto llegar hasta a los 600.000€ en subastas.

La moneda de los ochos escudos (de Felipe IV del año 1952) también ha llegado a costar una cifra similar.

Ahora ya sabes más sobre monedas antiguas españolas, tanto sobre el valor que tenían, como sobre algunas de las curiosidades más destacadas.

 

Monedas antiguas mexicanas

La moneda antigua mexicana tienen mucho valor en la numismática, entre ellas se encuentra la moneda de 8 reales de real de catorce, una de las más apreciada para todo aquel que se dedica a coleccionar monedas.

1- 8 Reales de real de catorce

Real Del Catorce. 8 Reales

Es una de las monedas mas raras y valiosas dentro del mundo de la numismática. Su extremada rareza le hace tener un valor aproximado de unos 60.000 $. Sin duda una pieza que todo coleccionista ansiaría tener.

2- 8 Escudos de 1747

8 Escudos de 1947

Con la famosa “cara de perro” de Fernando VI esta preciosa moneda alcanza valores mas haya de los 30.000 $ en todas las casas de subastas. Sin duda una pieza digna de admirar para cualquier mexicano que aprecie la numismática.

3- 4 Escudos de 1747

4 escudos 1747

Continuando con Fernando Vl esta vez en su versión de 4 escudos. Esta moneda alcanza los 20.000 $ fácilmente en las subastas, con su famoso busto tipo “cara de perro”.

Estos son solo algunos ejemplos de España y México. Hay muchísimas más que resultan de gran interés, si quieres conocerlas casi todas entra Aquí

Coleccionar y clasificar las monedas

coleccionar monedas antiguas

Vamos a ver la manera de coleccionar y clasificar una moneda antigua para que puedas llevar un orden. Así te será mucho más fácil localizarlas y almacenarlas.

Podemos hacerlo de varias formas, iremos explicando una a una:

  1. País: Habrá que seleccionar todas las monedas emitidas por un país y ordenarlas por las diferentes etapas de su historia.
  2. Tema: Escogerás un tema y solo tendrás almacenadas ahí las que pertenezcan a esa temática, por ejemplo: temática “Revolución”.
  3. Por su época: En el caso de México sería una cosa así: “La época colonial”, “Imperios”, “México moderno” etc.
  4. Tipo: Formaremos esta colección con una pieza de cada tipo y denominación de sus acuñaciones de un país.
  5. Tipo y su fecha: Es igual a la forma anterior, pero añadiremos la fecha de cada una de las piezas.

Como veréis existen muchas formas para coleccionar las monedas. Es importante que utilicéis el material adecuado para conservarlas es decir un libro especializado para guardarlas. Además, es importante la manera en la que las conservéis, tenéis que evitar que pierdan valor por la humedad, erosión etc.

Si tienes tus monedas y crees que merecen una limpieza general, o simplemente quieres limpiarlas para que sean mas bonitas ( ojo teniendo cuidado qué monedas limpias ) esto te interesa. Visita este enlace y aprenderás como hacerlo

Esto es una guía básica para que aprendas algunas nociones sobre el tema. Tanto si eres profesional como si eres novato, seguro que algo nuevo habrás podido aprender sobre piezas monetarias de coleccionismo.

Tienes más información de cosas interesantes aquí abajo, estoy seguro que algo nuevo podrás aprender.