Loading...

Tasar monedas antiguas

tasar monedas antiguas

Cómo tasar monedas antiguas

Las monedas antiguas cuentan con un valor excepcional y por ello son muchas las empresas o personas interesadas en comprarlas. El precio de hecho, no está estipulado por normativa, es muy subjetivo. Todo depende de la cantidad que se esté dispuesta a pagar. Sin embargo sí existe una tendencia o guía que viene dada al tasar monedas antiguas.

Este es quizás el precio o valor que más se acerca al deber ser. Existen muchos coleccionistas de monedas y, en caso de poseer una antigua,  es importante conocer cómo se determina su valor.

El proceso de tasar una moneda antigua requiere precisión y cuidado. De allí que se deba tener en cuenta los requerimiento necesarios para una tasación. Es el proceso más efectivo para conocer el valor adecuado de las monedas.

Cómo se determina el valor

Precio de monedas antiguas

El primer paso para tasar una moneda antigua es determinar su valor. Para ello es importante tener a mano un catálogo especializado que permite la identificación correcta de las monedas. Recuerda que mientras más antigua sea la moneda, mayor será su valor.

Es necesario fijarse en la fecha impresa en la moneda para establecer su antigüedad. Claro está,  el fechado es un proceso moderno, ya que para las monedas europeas se comenzó a usar a principio del siglo XVII.

Es posible que existan monedas que no concuerden con el calendario gregoriano. Esto sucede generalmente con los países como Israel o India, ya que usan otros calendarios. Siempre se debe tomar en cuenta que algunas monedas no fueron acuñadas durante el año indicado o impreso.

También hay que conocer el país de origen, pues es un factor que incide en el valor de la moneda. El precio o valor de una moneda antigua viene dado por su historia, lo cual amerita realizar una breve investigación sobre el país de origen de la moneda.

En tal indagación podría determinarse el grado de rareza de la moneda antigua. Existen piezas que solo cuentan con pocas unidades. Estas obviamente tendrían mayor valor.  Por lo tanto es pertinente tener en cuenta que la rareza de las monedas dependerá de varios factores, entre los cuales se encuentran:

  • La cantidad de monedas que fueron fabricadas, como ejemplo, el penique Lincoln de 1914D. Es una de las monedas más buscadas, ya que solo se fabricaron 1.193.000. Incluso las monedas de pruebas son muy buscadas.
  • El lugar donde fue acuñada la moneda. Algunas fábricas se encargaba de las monedas para circulación en general, mientras que otras solo fueron acuñadas como monedas conmemorativas. Uno u otro proceso determina cierto valor a cada moneda antigua.
  • Debes investigar si el diseño de la moneda cambió, porque es determinante en el valor de la moneda.  Si cuenta con dos diseños, quiere decir que se mejoró y entró en circulación.
  • El material en el que se encuentra elaborado. Cabe destacar que las más antiguas fueron elaboradas en plata o bronce.
  • Investiga si la moneda fue sacada de circulación. A veces algunos países sacaban las monedas de circulación porque presentaban un error. Incluso uno de los países que lo hizo fue Estados Unidos cuando comenzó a sacar de circulación las monedas de oro para fundirlas.
  • Si la moneda presenta errores en su elaboración generalmente no salen a circulación, pero si por un error sale a circulación, estas monedas son las más deseadas por los coleccionistas. Por lo tanto su valor aumentará.

Recuerda que el interés de los coleccionistas de monedas está relacionado con la rareza de la moneda. También su valor dependerá de la demanda que presente el país, al igual que la popularidad que presento la moneda.

El estado en el cual se encuentra la moneda también afectará su valor. Si la moneda está bien cuidada, los coleccionistas pagarán más por ella. El estado de la moneda se mide mediante la escala Sheldon, concediéndoles los grados de  1 al 70.

Bajo esta escala, 1 se le indica a la moneda de menor grado, mientras que 70 es la más alta. Tal escala es utilizada a nivel mundial, aunque algunos coleccionistas prefieran el uso de descriptivos.

Busca el valor de la moneda

Valorar una moneda antigua

Por lo general son utilizados como una guía. En caso de usar estos catálogo es importante elegir el que se encuentre actualizado, así se trabaja en base al precio actualizado para realizar un mejor proceso de tasación de las monedas antiguas que se tengan.

Otra manera para fijarle un precio a tu moneda es llevándola a un tasador certificado. Esto se debe a que algunas personas que son coleccionistas de monedas cuentan con un entrenamiento para evaluar las monedas. Por lo tanto están capacitados para determinar el estado en la que se encuentra y por consiguiente su valor.

Para esto debes realizar una breve investigación de los Numismáticos profesionales o Asociaciones de Vendedores de Monedas Profesionales. Obtener resultados precisos es posible haciendo uso del internet. Aparecerán los datos con direcciones y detalles de los lugares más recomendados.  Una vez elegido el deseado, allí le realizarán un breve chequeo. Una de las ventajas de esta opción, es que muchos de esos coleccionistas profesionales pueden comprarte tu moneda.

Una de las desventajas de un tasador de monedas antiguas es que la mayoría cobran honorarios. En tal sentido antes de llevar a tasar las monedas, se recomienda hablar primeramente con el tasador para fijar el precio de su trabajo. Es una manera de estar prevenido y asistir con el dinero correspondiente.

Es válido mencionar que algunas monedas fueron adulteradas para que parezcan raras. Esto obliga aún más a llevarlas a una revisión cuidadosa y así evitarse errores de tasación. Pues se puede caer en la mentira y tasar la moneda en precios bastantes altos sin saber que es una imitación. Especialmente porque esto podría acarrear problemas legales.

Aunque coloques un precio al momento de tasar tu moneda, no quiere decir que ese será el valor neto de tus ganancias. Es posible que el comprador ofrezca un precio un poco bajo, ya que más adelante él se lo venderá a otra persona y duplicará su valor.